Servicios de Cirugía ambulatoria

Circuncisión

La circuncisión se realiza por motivos religiosos, culturales, estéticos y médicos. En nuestro medio es la causa médica más frecuente, como tratamiento de la fimosis, es decir la estrechez congénita o adquirida, que dificulta o impida la retracción del prepucio, condicionando dolor, problemas infecciosos, higiénicos, o parafimosis.

La cirugía se realiza en quirófano, normalmente con anestesia local, sin embargo dependiendo de las condiciones o preferencias del paciente, se puede realizar con sedación o anestesia general.

El procedimiento toma menos de una hora, y consiste en resecar de forma circunferencial el prepucio que cubre el glande, eliminando también el área fibrótica o anillo fimótico, se completa la cirugía suturando el anillo con puntos reabsorbibles.

El paciente es dado de alta tras la cirugía, con cuidados básicos de la herida, los puntos comenzarán a caerse solos a partir de las 3 semanas, momento en el cual se realiza un control ambulatorio.

Frenulectomía

El frenillo del prepucio en algunas ocasiones es corto, provocando dolor y tracción del glande la retraer el prepucio, especialmente en las erecciones y relaciones sexuales. La frenulectomía esta indicada en el caso de dolor persistente o impedimento para retraer el prepucio, en algunas ocasiones el frenillo ya se ha roto, y se requiere completar el corte.

La cirugía es ambulatoria con anestesia local, se realiza el corte con electro bisturí, la mayoría de las veces no requiere puntos de sutura.

El paciente es dado de alta tras la cirugía, con cuidados mínimos hasta la completa cicatrización alrededor de la tercera semana.

Instilación vesical

Una vez realizada la resección de un tumor vesical, el análisis anátomo-patológico nos confirmará su diagnostico cancerígeno, la penetración en las capas vesicales, así como el grado de agresividad del mismo. Las instilaciones están indicadas como tratamiento ayudante a la resección del tumor, se realizan con Mitomicina o BCG ( Bacilo de la tuberculosis), produciendo una reacción inflamatoria a nivel de la mucosa vesical que provoca una reacción inmunitaria local, la cual genera una respuesta que disminuiría las posibilidades de una recidiva tumoral.

Las instilaciones comienzan algunas semanas tras la cirugía. son de régimen semanal, el paciente acude al hospital, donde mediante un sondaje vesical se introduce una solución que contiene Mitomicina o BCG, manteniéndose durante una hora tras lo cual se elimina.

Estas instilaciones se realizan semanalmente, en ciclos de 6 y 3 semanas de duración, prolongándose durante 1 o 2 años.

Meatotomía

La meatotomía es la sección o apertura del meato uretral por su cara ventral o inferior. La indicación para esta cirugía es la estrechez o estenosis del meato.

Es un procedimiento realizado muchas veces de urgencia por una obstrucción severa que impide la micción, que no permite dilatarse ni sondarse. La cirugía se realiza con anestesia local, realizándose un corte en el meato menor a un centímetro, suturando luego los extremos abiertos con una sutura absorbible.

De no existir otros motivos el paciente puede ser dado de alta tras el procedimiento.

Vasectomía

La vasectomía es una técnica quirúrgica dirigida al control de la fertilidad, si bien existe una cirugía destinada a revertir el proceso, la vasectomía esta orientada a ser un método permanente, aconsejado a varones con una paternidad ya cumplida.

La cirugía es ambulatoria, siendo el paciente dado de alta tras la cirugía, la cual se realiza inicialmente con anestesia local, pudiendo también utilizarse sedación anestésica.

Su duración es menor a una hora, consistiendo en realizar una pequeña incisión en cada lado del escroto, por donde se exponen y seccionan ambos conductos espermáticos. Se sutura el escroto con puntos absorbibles que se caerán solos a partir de la tercera semana.

El paciente es dado de alta al terminar el procedimiento, pudiendo retomar actividades diarias moderadas desde el día siguiente. Posteriormente se controlaran los resultados con un seminograma que normalmente se solicita un par de meses tras la cirugía, donde veremos la ausencia de espermatozoides en la muestra analizada.