Hiperplasia benigna de próstata (HBP)

La hiperplasia benigna de próstata consiste en el crecimiento prostático benigno que puede producir obstrucción y síntomas del tracto urinario inferior, tales como:

  • Aumento de la frecuencia urinaria.
  • Sensación de vaciado incompleta.
  • Dificultad para el inicio de la micción.
  • Intermitencia del chorro urinario.
  • Urgencia miccional.
  • Disminución de la fuerza y calibre del chorro urinario.
  • Nicturia (orinar por la noche).
  • Retención aguda de orina.

Tratamiento

La prevalencia de este trastorno aumenta con la edad y se presenta en más del 40% de los varones mayores de 60 años.

El tratamiento inicial ante síntomas leves con poca afectación de la calidad de vida es la observación, que conlleva un seguimiento periódico y algunos cambios en los hábitos de vida.

Para los síntomas moderados/severos existen varios tipos de tratamiento médico (alfabloqueantes, inhibidores de la 5 alfa-reductasa, fitoterapia, anticolinérgicos).

El tratamiento quirúrgico se utiliza en pacientes que no responden al tratamiento médico, que han presentado retención urinaria o tienen complicaciones derivadas de ésta (litiasis vesical, insuficiencia renal, infecciones urinarias…), así como la elección del paciente de un tratamiento definitivo.

El tratamiento quirúrgico puede realizarse de diferentes formas y su elección dependerá del tamaño de la glándula protática y factores de riesgo del paciente:

  • Resección transuretral de próstata.
  • Adenomectomía retropúbica.
  • Fotovaporización prostática con láser.